Por
Lic. Javier Sortino

El 31 de Mayo es la fecha estipulada, Jorge Newery de Villa Mercedes el rival. La ciudad de la Calle Angosta recibirá al Chacarero, que comenzará a desandar su 9na participación en el Federal B con la esperanza de todos los años.

Volver a nacer, reinventarse a sí mismo y creer en que es posible aquello que tanto se anhela en la vida, esta situación tan simple y compleja a la vez que atraviesa cada momento de nuestras vidas, está a punto de sucederle a nuestro Atlético San Martin, el Chacarero tendrá una nueva oportunidad de volver a los primeros planos del fútbol de ascenso del interior del país, la 9na participación en el Federal B (Ex Argentino B), con la esperanza de cada arranque desde aquel 2007 en el que comenzó a jugar un torneo que le queda chico por su grandeza institucional y su historia grande en el fútbol del interior, pero al que le ha costado horrores adaptarse, al punto de nunca haber llegado en 8 ediciones a una instancia decisiva, de haber peleado el descenso y descendido en los dos últimos torneos largos y haber terminado penúltimo en el transición de la temporada anterior.

El conjunto de Busciglio integrará la zona 11, compuesta por 11 equipos, tres del Este, San Martín, Palmira, Montecaseros, tres del gran Mendoza, Argentino, Guaymallén y Huracán Las Heras, 4 del Sur, Huracán de San Rafael, Ballofet de San Rafael, Pacífico y Andes de Alvear, y uno de San Luis, Jorge Newery de Villa Mercedes. A la siguiente fase clasificarán los 4 primeros y 5 de los mejores quintos de las zonas de 11 (son 10), mientras que descenderán 3 equipos por zona, un porcentaje alto e inusual respecto de ediciones anteriores que no hace más que confirmar que el Consejo Federal quiere arreglar el mamarracho de torneo que armó invitando a tanta cantidad de equipos en ediciones anteriores, la idea de reducir a no más de 60 equipos el certamen en dos o tres años se pone de manifiesto en estos 36 descensos que habrá en Diciembre de este 2015.

Serán 22 partidos duros, complicados, con equipos conocidos, que le han costado mucho al Chacarero en ediciones anteriores, solo Newery y Ballofet son nuevos en la zona, el resto ya han sido rivales del Albirrojo en el pasado reciente y han complicado la vida a las pretensiones albirrojas. Hacerse fuerte de local, imponer solidez y firmeza de visitante parece ser la clave en un certamen donde la pelota parada y el juego aéreo prevalecen y se imponen al buen juego.

Salir entre los 4 primeros para clasificar, no transitar cerca de los tres últimos para no volver a sufrir viejos fantasmas, es el primer paso, luego vendrá una segunda etapa de 7 equipos a una sola rueda mucho más difícil, con 6 partidos y la necesidad de salir primero o segundo para avanzar a semifinales, pero esa historia la analizaremos a medida que el equipo de señales de vida en búsqueda de la clasificación.

Un equipo que mezcla experiencia y juventud, más rico que el de la temporada pasada

¿Qué tiene San Martín para ilusionarse? Su entrenador Sergio Busciglio viene trabajando desde hace tres meses en la Liga Mendocina buscando armar una base con los jugadores del club, refuerzos que se fueron sumando y jugadores de la zona, un plantel que intenta mezclar experiencia, jerarquía y juventud, aspirando a ser protagonista, mucho más rico en número que el del certamen de transición 2014.

En el arco se produjo la vuelta de Luis Bonacci, su recuerdo de la temporada 2011/2012, última temporada donde el Chacarero fue protagonista en serio del certamen, ilusiona a los simpatizantes con volver a tener confianza en el arco, Irrera será el segundo arquero y Mariano Rodríguez el tercero, vuelve de Montecaseros a pelear un lugar en un sitio que parece estar bien cubierto.

La defensa parece ser el lugar más débil del equipo en esta pretemporada, solo ha llegado Cesar Gonzales, de 33 años, nacido en Boca Juniors, debutó con Tabarez en 2002, jugó partidos en primera, integró el equipo campeón de la Libertadores con Bianchi en 2003, tuvo pasos por Chicago, Gimnasia de Jujuy, Gimnasia y Tiro de Salta, Boca Unidos de Corrientes, aportará experiencia en la defensa, por ahora es el único refuerzo, se suma a los ya conocidos Marín, Sandoval, Caro, Conil, jugadores jóvenes con proyección pero sin tanto rodaje como parece ser necesario para absorber la presión de ponerse la camiseta albirroja en momentos complicados, Claudio Clavijo, ex Palmira y Gimnasia, parece que arreglará para ser una variante en defensa y como volante ofensivo por izquierda, seguramente llegará otro central de experiencia antes del inicio del certamen.

En la mitad de la cancha Busciglio tiene variantes y buen número de jugadores, Cabrera, Bastianini, Guerrero como volantes tapones de marca, Viguet y Neira, jóvenes valores como variante por los costados, Stipech, Hernandez, Vargas, Roggerones, cuatro volantes ofensivos con diversas características que le brindarán variantes al entrenador.

Arriba el panorama parece estar más claro, Javier Villaseca como referente en ataque junto al tanquecito Juárez, más Collantes, la llegada de Chioccarello y Maxi Sevilla, el más joven de todos, le dan al entrenador tranquilidad y variantes.

Es la base que en un 90 por ciento arrancará el certamen el 31 de Mayo, en Villa Mercedes, visitando a Jorge Newery, viejo rival de los regionales de los 70, 80 y 90, luego vendrá el debut como local ante Montecaseros el 7 de Junio, fecha libre en la tercera y Andes de visitante en la cuarta fecha, será el inicio de un certamen durísimo, donde no habrá que dormirse porque el alto número de descensos hará que varios equipos miren la tabla de debajo de reojo, pero donde el número de clasificados a la segunda fase parece ser interesante, casi el 50% si entran 5 de 11 no está nada mal.

Habrá que armar un equipo sólido, protagonista, seguro de sí mismo, que recupere la mística que se perdió allá lejos en el tiempo, que se vuelva a hacerse fuerte en su guarida, con el apoyo masivo e incondicional del simpatizante albirrojo, que el 31 de Mayo volverá a desandar un nuevo camino de esperanza e ilusión de volver a ese lugar que el Chacarero merece por historia y grandeza institucional en el fútbol del interior del país.