Enzo (de blanco) es despedido por su familia en el Aeropuerto de Mendoza. Foto: Facebook
Enzo (de blanco) es despedido por su familia en el Aeropuerto de Mendoza. Foto: Facebook

El juvenil de San Martín Enzo Castro arribó durante el fin de semana a Miami, Estados Unidos, para participar del campus internacional de Guillermo Vecchio. Una experiencia inolvidable.

En el futuro Enzo Castro mirará fotos o leerá esta crónica y recordará momentos imborrables de su vida. Para un chico que juega al Básquet, estar cerca de la NBA es un verdadero sueño. Eso es lo que vive en estos momentos el joven jugador de San Martín, en la bella ciudad de Miami, en Estados Unidos.

Mediante imágenes de algunos encuentros en los que participó con las inferiores del León, el gran Guillermo Vecchio (DT de la selección Nacional en el preolímpico del 95, y gestor del inicio de la Generación Dorada) se comunicó con la familia del jugador para ofrecerle la chance de viajar a Norteamérica a perfeccionarse.

El Coach Vecchio Basketball Camps Miami 2016, consiste en entrenamientos específicos con entrenadores internacionales, charlas motivacionales, presencia en dos juegos de Miami (En la jornada de este martes por la noche observará el choque entre los Heat y San Antonio Spurs, el equipo de Manu Ginóbili), conocer a los jugadores y hasta tirar al aro luego del partido. Con mucha ilusión en el bolso, Castro partió el viernes por la tarde y retornará al país el domingo próximo.

El Doctor Fabián Castro, padre del juvenil, expresó en diálogo con Zona Chacarera: “Lo que está viviendo es realmente increíble, es una gran alegría que nuestro club se vea un poquito representado por él. Toda la familia está muy feliz”

En un primer momento, su hermano Ricardo Castro (también jugador del club) iba a formar parte del Campus junto a Enzo, pero por cuestiones económicas la familia tuvo que elegir, y fue el propio Ricardo el que expresó el deseo de que viaje su hermano. Un gran gesto de Ricki.

Hermosos momentos está viviendo este pibe de 16 años, que tiene la chance de mejorar aún más sus cualidades y ser parte por algunos instantes del mundo NBA. ¡A disfrutarlo!

Por Ema Cenci