vs-lepra-3

Este lunes por la tarde el Atlético San Martín debía jugar frente a Luján un partido clave por la permanencia en la primera división del fútbol doméstico, pero la delegación Albirroja nunca llegó. ¿Qué pasó? Zona Chacarera te lo cuenta. El descenso, cada vez más cerca.

Cuatro puntos separaban en la previa a San Martín, Luján y a Huracán, los principales protagonistas de la lucha por no descender a la B de la Liga Mendocina. Ya en la recta final de este torneo corto, ganarle al Grana y descontar unidades era muy importante para lograr el objetivo.

Los árbitros y el plantel de Luján asistieron al Jardín del Bajo pero San Martín nunca llegó, haciendo un verdadero papelón y quedando a merced de una posible sanción (partido perdido y multa económica).

Ante esta situación Zona Chacarera consultó distintas fuentes con el propósito de saber qué fue lo que pasó: Dialogamos con dirigentes del club, de la Liga Mendocina y de Luján, y con el cuerpo técnico del Leoncito.

El gravísimo error se debió a una falla de comunicación interna que provocó que el Chacarero, a un paso de descender, directamente no jugara el partido: El martes pasado quedó definida la fecha luego de la reunión en calle Garibaldi, y ese mismo día la información se hizo llegar a los principales dirigentes de los clubes a través de sus consejeros, y al público en general mediante el comunicado semanal de Gustavo Martínez, Jefe de Prensa.

Una fuente del club, que prefirió quedar en el anonimato, aseguró que la idea de la Comisión Directiva era cambiar el día del partido al miércoles 28 y que se pidió a la Liga esa modificación. Pero para el ente rector de nuestro fútbol el pedido nunca se hizo, o por lo menos no llegó a destino.

Mientras tanto la directiva de Luján entiende que es imposible disputarlo el miércoles, teniendo en cuenta que ese día juegan por el Federal B en condición de local y debido a la falta de iluminación artificial, no hay otra alternativa que hacerlo en horas de la tarde.

Por su parte, el cuerpo técnico de la escuadra liguera tenía como información que el match se iba a jugar el miércoles y no en la jornada de ayer, como estaba dispuesto, a raíz del dato que salió desde el seno de la directiva Albirroja.

Una cosa queda clara: La institución fue protagonista de un verdadero bochorno. No presentar equipo cuando se necesita de manera urgente una victoria para tratar de escaparle al descenso es algo realmente inentendible y que no debe volver a pasar.

 

 

Por Ema Cenci.