Tras una extensa reunión, Carlos Roldán decidió que va a continuar siendo el adiestrador del León de cara a lo que viene. Un poco de tranquilidad dentro de tanto sufrimiento.

Todo el día transcurrió con una incógnita. Las declaraciones del DT luego de la derrota del Chacarero encendieron la alarma. “Me voy a tomar un tiempo para pensar y ver qué es lo que voy a determinar. A lo mejor una de las dos decisiones que puedo tomar, le puede favorecer al jugador. Lo puede hacer liberar”. Había expresado ante los micrófonos.

Lo cierto es que recién consumada la caída de su team, el entrenador les manifestó en zona de camarines a los dirigentes que no tenía fuerzas para continuar al frente del equipo, y que no iba a seguir. Los popes le pidieron que lo pensara y que no tomara una decisión en caliente.

El día martes pasó casi en su totalidad y la incertidumbre crecía cada vez más. A las 20 horas, adiestrador y los que manejan los destinos de San Martín se juntaron para delinear los pasos a seguir.

Luego de dos horas de charlas, Carlos Roldán tomó la determinación de continuar siendo el técnico del Albirrojo de cara a los últimos 4 partidos en la presente temporada y sobre todo a lo que se viene.

El motivo para seguir fue claro: “La idea con la que lo contratamos era que llevara adelante un proyecto a largo plazo, de aquí a 4 o 5 años, se lo mencionamos y lo entendió” Así se lo comunicaron a ZC> apenas había finalizado la charla.

El Chacarero, después de muchos rumores, tiene DT en el banco. Respira el Este provincial.

 

Por: Ema Cenci