Javier Villaseca jugó un partido especial y eso se notó en los 90 minutos. Metió, corrió y la mandó a guardar como ya nos tiene acostumbrados. Es el último ídolo chacarero. ¿Cuál será el futuro del Gato? ¿Seguirá vistiendo la gloriosa albirroja? Él te lo cuenta.