Oviedo se quedó a pesar del descenso y le puso el pecho a las balas. Foto: Archivo

El jugador habló con Chacarero Mendocino y mencionó los motivos por los cuales ha pedido tener el pase en su poder, la deuda que el club mantiene con él y la incertidumbre que se vive con la asamblea a la vuelta de la esquina.

Es uno de los referentes y forma parte de la cuna del Albirrojo junto con Gabriel Andrada, Gastón Panella, Nicolás Tersigni y Emmanuel Vargas. Hoy les toca convivir con este lapso de transición que atraviesa la institución, y la preocupación que asoma con este cambio de autoridades a mitad del calendario futbolístico.

Es por eso y por demás motivos que Bruno salió a expresarse debido a la deuda que el club mantiene con él y algunos miembros del plantel: “El monto va relacionado a cada uno. A mí me deben 12 mil pesos aproximadamente. Se juntan las dos temporadas con ese monto de la deuda”. Y en cuanto al arreglo que quieren llegar con la dirigencia dijo: “Queremos que se nos dé una respuesta. Nosotros queremos estar, queremos jugar. Si no nos pueden pagar que nos den el pase para llegar a una conformidad.”

También conversó acerca de lo que siente por tener que atravesar esta difícil situación: “Uno se siente mal porque es hincha de este club y ha querido siempre jugar acá. Es lindo ser de San Martín, haber nacido acá y hacer inferiores. Pero cuando pasa esto te sentís usado. Te tratan con soberbia a pesar de que nosotros siempre pusimos la cara. Nos han puteado y criticado pero siempre estuvimos. ”

Sobre si alguien de la dirigencia actual o futura ha hablado del tema con los jugadores señaló: “Nadie apareció por el club para hablar con nosotros. Ni la gente de la Comisión actual ni de la que viene. Después del 19 no se que puede llegar a pasar entonces es volver a lo mismo, incertidumbre, angustia por un club que no se lo merece. Hay que buscar una salida a esto por parte de la dirigencia que sale y de la que entra.”

Además enfatizó: “Queremos llegar a un acuerdo antes de la asamblea porque después con la gente que asuma va a ser muy difícil, van a querer cuidar el patrimonio del club. ”

Finalmente dejó un mensaje tranquilizador para los hinchas diciendo: “100 por ciento garantizado que nosotros vamos a terminar de jugar acá en San Martín esta zona de clasificación y trataremos terminar de la mejor manera. Somos todos chicos del club, que lo queremos y queremos estar. Sólo pedimos que se nos respete un poco más. Siempre pusimos la cara y ahora nos dejan en un segundo plano”.

Lo cierto es que, a menos de diez días de la asamblea, todavía no hay un mensaje claro de parte de la dirigencia actual y próxima acerca del futuro futbolístico del club. Esto es posiblemente lo que genere la incertidumbre de jugadores y todo el pueblo chacarero.

 

Por Gustavo Miguez.