San Martín hizo futbol, por espacio de cuarenta minutos, de cara al duelo con Deportivo Guaymallén. Domizi planteó otro esquema táctico y movió algunas fichas, con el objetivo de romper el mal arranque.

La práctica estaba prevista para las 15 horas. Parte del cuerpo técnico, algunos chicos de las inferiores que fueron promovidos para hacer fútbol, y los periodistas estaban atentos para comenzar cada uno con su trabajo. Pero faltaba lo más importante.

Es que los directivos de San Martín, junto al entrenador y los jugadores, mantuvieron una reunión en el vestuario. Una hora después, la charla finalizó y Domizi le dio el puntapié inicial al entrenamiento del día.

En lo estrictamente deportivo, el Pájaro paró dos equipos para ir definiendo los once que visitarán a Guaymallén. Por un lado estuvieron: Colombo; De la Vega, Aguirre, Panella, Zandanel; Ojeda, Tersigni, Goette, Imperiale; Palacios y Reggi. Del otro, Borchio; Marín, Sarmiento (Fontana), Cuffaro Russo, Contreras; Roggerone (Saucedo), Oviedo (Sosa), Goicoechea, Pralong; Beltrame y Suraci. Estos conjuntos se enfrentaron por más de 40 minutos.

La buena noticia pasa por la vuelta de Mauro Goette, que desde el lunes está entrenando de manera normal. Además se destaca el cambio de esquema, que mutó de un 4-1-4-1 a un clásico 4-4-2.

Cabe destacar que se movieron diferenciados Cristian Zárate, Martín Lemos, Gabriel Andrada y Jonathan Suárez.