Cuando Guaymallén estaba a tiro del empate, Hernández generó un penal en favor de San Martín para definir el partido. Lo pidió Alberto González, que fusiló al arquero visitante con un tremendo zapatazo. Así se patean un penal. Dale play…