El match entre San Martín y Gutiérrez se vivió como una verdadera final y eso quedó demostrado durante el partido y después de él. Algunos players de la visita jugaron al límite del reglamento, otros intercambiaron insultos con los plateístas locales.

El que perdía se quedaba sin Copa Argentina, esa fue la clave de la alta intensidad del partido. Roces permanentes, jugadores en el piso e intercambios verbales también fueron protagonistas en la noche del miércoles.

Por el lado Albirrojo el que más padeció la pierna fuerte del rival fue Hernán Palacios, víctima de reiteradas faltas a destiempo. El delantero Chacarero casi tuvo que dejar la cancha cuando recibió un tremendo codazo por parte de Alexis Viscarra, algo que el árbitro debió sancionar con roja directa y no vio. Además, sufrió rasguños  (ver foto) y todo tipo de insultos.

Así quedó el abdomen del Toro, producto de los golpes. Foto: Jorge Ruiz

El roce y el desarrollo del partido dispararon sobre el final la impotencia de algunos jugadores celestes, que trasladaron su bronca a la platea local. Pero esto no quedó así, porque ya consumada la derrota en la zona baja del estadio un defensor de la vista fue directamente a increpar a uno de los plateístas, algo que afortunadamente no pasó a mayores. Los efectivos de la seguridad privada y algunos jugadores y allegados a Gutiérrez calmaron la situación.

Luego del partido, hubo problemas en la zona baja

El próximo domingo chacareros y celestes se ven las caras de nuevo, y la sensación de que será un choque de alto voltaje ya está instalada.