A pesar de ser los primeros en retornar a los entrenamientos en Mendoza, practicando durante todo el segundo semestre del 2020, el Básquet de San Martín estaba a la espera de la vuelta oficial de la competencia.

La ansiedad por jugar, que ya iba ganando protagonismo entre jugadores, cuerpo técnico y colaboradores, por fin concluirá. Es que este lunes el León visitará a partir de las 21.30 hs a Junín, en el marco del comienzo del Vendimia de Superliga 2021.

El mencionado torneo reunirá a ocho elencos de la máxima categoría. Macabi, Atenas, San Martín, Junín, Rivadavia, Gral San Martín/Pacífico, Regatas y Anzorena participarán de la presente edición. Decidieron no estar San José y el ascendido Gimnasia, que ni siquiera posee plantel y cuerpo técnico por lo que su futuro es una incógnita.   

Además de Junín – San Martín, este lunes también se enfrentarán Macabi – Anzorena, Atenas – Rivadavia y Regatas – Pacífico. La segunda fecha se disputará el miércoles 17, y allí el Albirrojo recibirá la visita del siempre complicado Atenas Sport Club. Todos los partidos serán con presencia de público (hasta 250 personas con respeto a los protocolos vigentes)

Es digno de destacar que el Chacarero sólo pudo jugar algunos amistosos desde la suspensión del Vendimia 2020, en aquel fatídico mes de marzo del año que por suerte ya se dejó atrás. Victorias ante Rivadavia x2, Junín y General San Martín/Pacífico, y una caída ante Banco Mendoza son el saldo de un plantel que buscará ser competitivo con jugadores de la casa.

El entrenador Diego Cabañez conducirá a un grupo con mucha juventud – Harwin Pérez, Santiago Montaldi, Nicolás Pacheco, Augusto Lemir, Luciano Pessutto y Tiago Carrasco- y algunos nombres de experencia – Mariano Gutiérrez, Luciano Gomina, Pablo Cano, Nicolás Seoane (único refuerzo) y Elías Del Ponte-, por lo que el objetivo principal será competir a un alto nivel y darle rodaje a los que vienen desde la cantera.

Mientras tanto que Junín pasa por una etapa de reestructuración, luego de bajarse del Torneo Federal por cuestiones ecónomicas. El entrenador es el ex San Martín Germán Jorge, y con la ayuda desde el campo de Leonardo Mosconi, Víctor Cortéz, Nahuel Ábrego, y varios juveniles que vienen entrenando en el Verde desde hace un tiempo. Si bien será un rival duro, es lógico pensar que no es el hueso durísimo de roer de otros torneos, cuando contaba con jerarquía y recambio.

Por fin, y después de mucho tiempo de esperar, el Básquet de primera división de la provincia comienza a dar pasos firmes hacia la reactivación. Sin dudas una buena noticia.