11A unas cuantas semanas de la finalización del año futbolístico para el Atlético San Martín, Zona Chacarera repasa los puntos claves que explican los olvidables resultados en todo el 2016 en Federal B y Copa Argentina.

El 2016 de San Martín se diferenció bastante del 2015 que, si bien es cierto finalizó con una terrible herida para todos, dio más alegrías que tristezas y acercó nuevamente a mucha gente. Ese aire fresco, el entierro de viejos fantasmas y las ganas de ir a disfrutar de un equipo protagonista se fue diluyendo con el correr de los meses. Lejos de querer olvidarlo, queremos que estos meses queden bien presentes en cada uno de los que rodea la vida institucional y deportiva del León, para que no se cometan los mismos errores.

 

Sin descanso:

pretemporada 2016

Un campeonato desgastante y duro, con viajes largos incluidos (Tucumán, Santiago del Estero y Entre Ríos), y la tremenda carga emotiva que rodeó a la final del 30/12, fueron aspectos fundamentales que influenciaron negativamente. Claro, es que a partir de la proximidad del comienzo de la Copa y el torneo, San Martín sólo pudo descansar hasta el 11 de enero. El 17 de enero se dio el debut y despedida en el torneo Vendimia, con la derrota 1-2 vs Huracán Las Heras en el Malvinas Argentinas, y el 7 de febrero ya estaba jugando la Copa Argentina frente a Rivadavia de Venado Tuerto.

Para los 10 futbolistas que continuaron en el plantel, la pesada mochila de la final jugada pocos días antes influyó mucho en el estado anímico: “No logré cambiar el chip, ni siquiera pude irme de vacaciones con mi flia”, expresó uno de ellos off the record sobre esas semanas.

 

Mazzola, el resistido:

mazzola y arbitro vs jorge newbery

Le tocó bailar con la más fea: Tomar las riendas de un equipo que poseía una vara muy alta y reemplazar a un DT querido por la gente. De entrada la relación con la hinchada no fue la mejor. La salida temprana de Stipech en la ida de la Copa Argentina (ver aparte)  y lo mencionado anteriormente, hicieron que en su debut de local el simpatizante ya comenzara a cuestionarlo.

La paciencia se fue perdiendo a partir de los malos resultados y todo desencadenó en su salida luego de la derrota con Rodeo del Medio y los graves incidentes. Cuenta la anécdota que en un fin de semana libre, Mazzola fue a la montaña para tratar de despejar la mente y cambiar el ánimo y que por allí pasó un hincha de San Martín que bajó la ventanilla apenas lo vio y le gritó: “Ponelo a Stipech”. Cómico y ejemplificador del “cariño” que recibió.

 

Distancia a primera vista:

stipech y mazzolla

Se jugaban 21 minutos del segundo tiempo en Venado Tuerto, Rivadavia había convertido el uno a cero y San Martín necesitaba peso ofensivo para buscar la igualdad. Mazzola llamó a Rodrigo Stipech y lo mandó a la cancha. 17 minutos después, Mariano Aldecoa ingresó y el línea llamó al 17. Sí, a Stipech, que recién había entrado. Nadie entendió la modificacióm, ni siquiera el ofuscado jugador que se sentó en el banco y se dio cuenta de algo: con Mazzola no iba a jugar demasiado. Luego el entrenador dijo que lo sacó porque no estaba haciendo lo que pidió.

5 partidos jugó el Enano en ese torneo, la mayoría entrando en el final del juego y con una sola chance de titularidad: el 3-2 frente a Jorge Newbery. Claro está que para la siguiente temporada tuvo que emigrar.

 

No dieron la talla:

fassino-piedraaquino

Incorporaciones es un tema en el que hay que hacer hincapié. Entre los dos torneos, el Transitorio (12) y el Complementario (14), se sumaron 27 jugadores: 2 arqueros, 10 defensores, 9 volantes y 6 delanteros. Las caras cambiaron bastante pero la ecuación no: Salvo contadas excepciones, los pergaminos con los que llegaron cada uno no fueron revalidados con la camiseta de San Martín.

Los refuerzos:

Arqueros: Marcos Argüello, Hernán Herrera.

Defensores: Patricio Berardo, Gabriel Fernández, Iván Blanco Leschuk, Walter Ferrero, Lucas Piedra, Mauricio Ocaño, Mauricio Aquino, Julián Moyano, Braian Resch, Emmanuel Urquiza.

Volantes: Nicolás Fassino, Gonzalo Burgoa, Matías Orozco, Joaquín Orozco, Carlos Casado, Federico Illanes, Bruno Lima, Ricardo Ávila, Maximiliano Villa.

Delanteros: Mariano Aldecoa, Ignacio Ten López, Gonzalo Carmona, Sebastián Sánchez, Martín Alaniz, Juan Moyano.

 

Inamovibles:

berardo-ocano

A diferencia de otros números, la 2 de San Martín casi no cambió en el 2016. Sólo dos jugadores la utilizaron: Patricio Berardo y Mauricio Ocaño, que jugaron todos los partidos en el Transitorio y Complementario, respectivamente.

 

Rotación en los tres palos:

arqueros

Bonacci continuó en la primera parte del año, luego de un torneo superlativo y en el que fue pilar fundamental de la clasificación a la final. Pero lamentablemente, Lucho cometió varios errores que le costaron la salida del club. Para los últimos seis meses, llegaron dos porteros que intentaron adueñarse del arco.

Marcos Argüello recién fue habilitado en la tercera fecha, y luego de su debut no pudo ganar continuidad a partir de las lesiones que lo marginaron varias veces de la titularidad. En total el ex Oriente Petrolero disputó 11 partidos, la mayoría con un muy buen nivel. Mariano Rodríguez tuvo chances (7 PJ), y alternó buenas y malas. Tampoco logró ganarse la uno, que cerca de la culminación fue ocupada por Hernán Herrera (1PJ). El pibe de BS AS cumplió pero fue expulsado en el cierre del choque con HLH y no pudo jugar más. El que estuvo próximo a ponerse los guantes fue Pablo Riveros, chico categoría 99, que fue al banco en dos oportunidades.

 

¿Mismos once? Prohibido:

equipo vs montecaseros

Distintos factores influyeron para que esto no sucediese, pero hay que dejar claro que Mazzola y Comunetti nunca repitieron equipo de una fecha a la otra a lo largo de todo el año. Lesiones, bajísimos rendimientos individuales y decisiones tácticas (pocas veces) hicieron que nunca se rompiera el maleficio. De todas formas, pensando en el futuro quedó la seguridad de un doble cinco a la altura (Illanes- Cabrera), un defensor que con trabajo de pretemporada puede dar mucho más (Lucas López), y un volante por la derecha que se ganó el puesto (Leandro Conil). También gustó el rendimiento de los Moyano.

 

La levantada:

comunetti

Luego de la derrota por 3-0 frente a Rodeo del Medio, Carlos Comunetti y Emmanuel Oviedo agarraron la batuta mientras se definía qué pasaba con la pilcha de entrenador. El debut fue la tremenda victoria por 4-3 frente a Montecaseros, luego llegó el triunfo frente al puntero Pacífico por 2-0 y quedó claro que la dupla debía seguir hasta el final.

La campaña fue buena, con un solo capítulo negro (1-5 vs Newbery), tres igualdades y cuatro victorias. El flaco colchón de puntos que tenía el equipo, complicó las chances en las fechas culminantes. La pregunta que quedará rondando por mucho tiempo es: qué hubiese pasado si el golpe de timón se daba antes.

 

Cumplió:

Villaseca vs CEC

A pesar de las lesiones y los inconvenientes físicos que lo marginaron varios partidos, Javier Villaseca siempre respondió y continuó siendo la llave del gol. El tremendo delantero fue el goleador del año con 10 tantos (11 si se cuenta el de la Copa Vendimia). Atrás de él quedó Mariano Aldecoa, con 6 conquistas. Chiocarello hizo cuatro, pero en un torneo que fue muy corto. Al cordobés todavía se lo extraña.

 

El club de los debuts:

illanes-vs-cec

A lo largo de ambos campeonatos el Chacarero se convirtió en el equipo del debut de 10 jugadores: Gonzalo Burgoa, Federico Illanes, Iván Bárzola, Carlos Casado, Matías Orozco, Bruno Lima, Juan Moyano, Gustavo Atencio, Hernán Herrera y Julián Moyano, son los que arrancaron su carrera con la casaca Albirroja. Todos dejaron la sensación de que tienen muy buen futuro. La parte negativa es que sólo dos de esos debutantes son formados en la cantera del club: Bárzola y Atencio. El resto, importados.

 

El año en números:

equipo-vs-rodeo

28 partidos en total: 10 victorias, 9 empates y 9 caídas. De local tuvo las dos manchas con Montecaseros y Rodeo, pero fuera de eso sumó bastante: 14 PJ, 9PG, 3 PE y 2 PP. En contraste cada vez que salió de su estadio el León la pasó mal: 14 encuentros jugó fuera de casa y solo ganó una vez (4-3 a Montecaseros). Se suman a los números las 6 igualdades y las 7 derrotas. Sin dudas ese fue uno de los aspectos fundamentales que explican las eliminaciones tempranas.

Por Ema Cenci. Fotos: Javier y Marta Escudero