Alaniz y ocaño vs rodeo del medio

En una jornada que promete ser complicada por el contexto, San Martín recibe a Luján Sport Club tratando de dejar atrás las jornadas tumultuosas que vivió. Con una victoria, el elenco Chacarero se mete en la pelea.

La derrota con Huracán Las Heras le puso leña al fuego que ya se desató hace rato en el Atlético San Martín. La reunión entre los más experimentados del plantel, el cuerpo técnico y algunos dirigentes sirvió para ponerle fin a los rumores que corrían: Carlos Mazzola estará sentado en el banco frente al Granate. Algo que a los hinchas les provocó rechazo e indignación.

Por eso el partido de hoy no es uno más para el nacido en Villa Devoto,  que ya sufre de la relación quebrada que mantiene con el simpatizante, y deberá hacer méritos estadísticos para revertir el clima caliente y sacar tensión.

En lo futbolístico, San Martín le hará frente a tres sensibles bajas: Maximiliano Sandoval purgará la 5ta amarilla, Matías Orozco se lo pierde luego de la tarjeta roja frente al Globo y Joaquín Orozco volvió a sufrir un episodio de bronco espasmo que lo marginaría de la titularidad. En reemplazo de Maxi estaría Braian Resch, por Matías Orozco ingresaría Lucas Guerrero, mientras que el otro puesto está en debate entre Lima y Ávila.

En caso de jugar el pibe con inferiores en Godoy Cruz y Gimnasia, Illanes se parará de doble cinco con Guerrero y Villa por izquierda, formando una línea de cuatro volantes. En cambio, si el entrenador se decide por Ávila, Illanes estaría como volante por el sector derecho, Villa por el izquierdo, Guerrero marcando en soledad la mitad del campo y el futbolista oriundo de San Juan encargándose de la elaboración del juego.

En síntesis, los once para enfrentar a Luján a partir de las 21 horas serían: Marcos Argüello; Emmanuel Urquiza, Mauricio Ocaño, Mauricio Aquino, Braian Resch; Federico Illanes, Lucas Guerrero, Maximiliano Villa, Bruno Lima o Ricardo Ávila; Javier Villaseca y Martín Alaniz.

Desde lo estadístico, ganar en la noche de este lunes servirá para ponerse a un punto de la zona de clasificación, manteniéndose a la expectativa desde lo numérico en el cierre de la primera rueda.