Sin dudas, los jugadores chacareros viven cada momento con gran intensidad y cuando las cosas salen bien, se festeja en todos lados. Mirá la explosión de alegría que se vivió en el vestuario luego del pase a semis.