Arranca el Torneo Regional Federal y la ilusión del ascenso de categoría revive en el alma de todo un pueblo. Formato, fixture, reglamento y detalles importantes, al estilo ZC>.

Por cuestiones lógicas que todos conocemos, muchas cosas cambiaron en estos largos meses del 2020. Pero una cosa sigue siendo intocable: La ilusión del hincha de San Martín en la previa de un Torneo Federal. Deseo de satisfacción que se acrecienta con la confirmación de la forma de disputa de la competencia. En este caso, como veremos a continuación, esa mentalidad positiva es entendible y responde a la lógica.

El Regional Federal Transición 2021 agrupará en la Región Cuyo a los elencos de San Juan, San Luis y Mendoza en tres zonas de cuatro equipos, con partidos ida y vuelta a desarrollarse desde el 10 de enero y el 7 de febrero. Los primeros de cada zona y el mejor segundo clasificarán a la siguiente fase.

Luego de esos 6 partidos a todo o nada, los que obtengan boleto para continuar en carrera deberán cruzarse a partido único en el estadio del mejor clasificado. El mejor equipo de la región enfrentará al mejor segundo, mientras que el segundo mejor primero recibirá al tercero. Los ganadores de esos enfrentamientos disputarán entre sí la final regional, también a un simple choque y en cancha del mejor clasificado.

Una vez conocido el mejor equipo de Cuyo tocará la gran final en busca del ascenso al Federal A. Si bien el Consejo Federal no lo confirmó, trascendió que se desarrollaría en estadio neutral a duelo único y penales en caso de existir igualdad en los 90 reglamentarios.

Pasando en limpio, sólo 9 partidos separarán al León del tan ansiado objetivo. Poco más de un mes en el calendario. Por un lado positivo ya que nunca se necesitaron tan pocos encuentros para lograr un ascenso, pero un arma de doble filo si pensamos que cualquier traspié o imprevisto puede dejarte afuera. El error no será una opción.

En cuanto al fixture, San Martín debutará de local y luego tendrá que viajar tres veces seguidas para jugar en condición de visitante. Luego cerrará con dos partidos en el Este. El primer match será clave, ya que un triunfo permitiría viajar con cierta holgura a los tres encuentros fuera de casa, tratando de lograr rescatar algunos puntos antes de cerrar el trámite en la guarida. Perder obligaría a obtener una excelente cosecha en los estadios ajenos para llegar con chances. En síntesis, el tiempo de parate va llegando a su fin y el pitazo inicial del sueño está a la vuelta de la esquina. En poco tiempo, con escasos juegos por delante y sin demasiado margen para el error, San Martín irá una vez más en busca de aquello que tanto se viene negando.