plantel

El Chaca pisó fuerte y derrotó a Guillermo Cano por 66 a 64 en el tercer partido de la serie de semifinales y logró el merecidísimo ascenso a la A-1.


Este grupo de pibes, que ponen plata de su bolsillo, que hacen malabares para estudiar, trabajar y entrenar al mismo tiempo, merecía el ascenso. No lograrlo no hubiera sido un fracaso sino una injusticia.

 
El domingo la cosa se nubló. El León tenía preparado el festejo en casa y Cano se lo arruinó ganándole en un partido complicadísimo. La definición de visitante le presentaba al Albirrojo un gran desafío. Y lo pasó.

 

En el momento en el que tenían que aparecer, dieron el presente. Con autoridad e inteligencia el equipo aguantó y se llevó el match por 66 a 64 y la serie por 2 a 1. Cuellar aportó con sus tiros de tres, Badui y Gutiérrez con su vértigo, Lorca con su marca y cada uno de los jugadores mostrando su valía cuando tuvo que aportar su granito de arena.

 
Este plantel que lleva varios años trabajando y luchando por la gloria, en la fría noche del martes 16 de junio, escribieron nuevamente la historia grande. 10 años después del último ascenso, ¡SAN MARTÍN ES DE PRIMERA!

Por Ema Cenci. Agradecimientos a Pablo Ferlaza por la info.