El 26 de septiembre de 1957, el Este se vistió de fiesta. Es que, con un amistoso con San Lorenzo de Almagro, los directivos Chacareros inauguraron la luz eléctrica del por entonces novedoso estadio.