El Monito Vargas, de buena tarea, intenta frente a la marca de González. Foto: Jorge Ruiz

Tercer amistoso para San Martín, que se midió con el Club Empleados de Comercio. Los titulares empataron cero a cero aunque el árbitro anuló mal un gol de Altamirano, mientras que los suplentes ganaron 1 a 0 gracias al tanto de Enzo Heredia.

Cada vez falta menos para la hora de la verdad. La reanudación del Argentino B está a la vuelta de la esquina y por eso el Chacarero intenta aceitar piezas y corregir errores para llegar lo mejor posible. Hoy los de Roldán se enfrentaron al CEC, en dos tiempos de 50 minutos, con empate para los titulares y victoria para los suplentes.

Un solo cambio introdujo el técnico Albirrojo en relación a los amistosos anteriores, el ingreso de Hernán Palacios en lugar de Iván Saucedo, que tiene una lesión en el pubis y practicó diferenciado. Los once que arrancaron fueron: Lemos; Aguirre, Andrada, Panella, Marín; De la Vega, Oviedo, Pralong; Vargas; Palacios y Beltrame.  

Este equipo no logró inquietar a su rival, le faltó peso ofensivo y juego asociado. Por momentos careció de ideas para intentar marcar y se apoyó mucho en Emmanuel Vargas, el enganche de este team. En tanto que el CEC fue todo lo contrario. Jugó por abajo, no se desesperó y encontró el gol en Damián Altamirano que, al parecer en offside cobrado por el árbitro, marcó la diferencia.

Para los suplentes jugaron Agnello; Sarmiento, Cuffaro Russo, Corrales, Fernández; Ojeda, Goette, Suárez, Tersigni; Heredia y Salafia. Con las buenas actuaciones de Goette, Tersigni y Heredia esta formación venció a los suplentes del Comercial por la mínima, con un golazo de Enzo Heredia.

El amistoso dejó la sensación de que si no se mejora desde todos los aspectos, es complicado que se logre evitar el descenso. San Martín  es un equipo al que le cuesta generar juego, que pierde la brújula hasta en las prácticas.

Por: Ema Cenci