festejo san martín vs peñarolDespués de haber dado el primer paso en Tucumán, el León de Sergio Busciglio tiene la meta de cerrar ante su gente la serie de cuartos de final, y continuar haciendo de la guarida una auténtica fortaleza.

Que San Martín decepcione de local y caiga frente a equipos ignotos, dejando una tibia imagen, ya era una costumbre hasta la temporada pasada. Si repasamos los últimos tiempos, podremos observar muchas derrotas dolorosísimas en casa. Una de las virtudes de este plantel fue cortar con esa racha y hacer del General José de San Martín un reducto temible para cualquiera.

En los fríos números, esta campaña de local del Albirrojo es la mejor desde la del ascenso a la B Nacional. De los 39 puntos que se pusieron en disputa en Lavalle y Ruta 50, San Martín se quedó con 31 (un 79% de efectividad). De los 13 partidos en casa se ganaron 10, hubo 1 empate y solo dos derrotas.

Esta estadística ya marca a este plantel como el que mejores resultados sacó en el Este, después de los equipos del Nacional 74 (¡ganó los 8 que jugó!, anotando 21 goles y recibiendo solo 4) y del Argentino A 96/97 (15 partidos, ganó 12, empató 2, perdió 1. Hizo 28 goles, recibió 11, 84, 44% de efectividad)

Otro aspecto que marca a las claras el año de San Martín, es la cantidad de goles. En 13 juegos, ya convirtió 28 tantos, mientras que recibió 10. Hace casi 3 meses que no le marcan en su estadio. El último fue Mauricio Domínguez, delantero de Andes de General Alvear en la derrota del Croto por 4 a 1, el 6 de septiembre.

Ahora vendrá Almirante Brown de Lules y el doble desafío para el Chacarero. Por un lado continuar aceitando la comunión entre el equipo y la gente (que volvió a confiar en San Martín, llenando el estadio en cada presentación), y sortear con éxito una nueva instancia del durísimo Federal B. Los antecedentes cercanos, hacen que el hincha confíe en que este año se puede dar el ansiado objetivo.

Por Ema Cenci.