Carlos Roldán dejó en claro sus sensaciones luego del match con Andes y elogió el trabajo realizado por los canteranos. Además dijo que sus jugadores “ Se sacaron un peso de encima”.

Lo peor ya pasó. La cara del entrenador de San Martín ya no es de calentura, ni de bronca. Ayer salió a dialogar con la prensa más suelto, y un poco más tranquilo por haber visto a sus jugadores tener una buena actuación.

Empezó su charla expresando que “Este rendimiento y este resultado me parece que fue bueno y lo podemos disfrutar un poco más. Salimos de un calvario, ojalá lo podamos mantener y tener un futuro mucho más promisorio“

Luego habló del trámite del partido: “Yo creo que se sacaron un peso de encima muchos, más allá de que en la primera pelota que llegaron nos embocaron, parece un karma. Prometemos seguir trabajando para que no nos pase. Me parece que fue muy bueno desde lo actitudinal y desde lo que se propuso. Creo que ellos se sintieron superados por nosotros. No pudieron dominar salvo los primeros 15’ que fueron parejos, el resto dominamos nosotros y lo hicimos los dos tiempos.” Reflexionó.

“Contamos con muchas situaciones. Realmente parecía que no iba a llegar, que nos quedábamos otra vez en el camino de las derrotas. Ojalá les sirva a los muchachos para crecer y para venir mañana con las ganas y las fuerzas para afrontar lo que viene que no es poco y que nos tiene que encontrar muy firmes a todos.” Sumó el coach

Al llegar al estadio todos nos asombramos con el faltazo de Martín Lemos, que no estuvo ni en el banco. Roldán, sobre el portero, aclaró: “Tuvimos un mensaje de texto que decía que estaba con un problema renal y que el médico le había dado una semana. No llamó ni nada. Bueno, esta es una constante de los jugadores. Yo les decía a los jugadores que se quedaban que también esto formó parte del momento actual que tenemos. El compromiso, la seriedad, responsabilidad fue parte también de la situación actual. No hay que lamentarse, me parece que a lo mejor llegó en el momento justo para poder refundarlo deportivamente.”

Luego continuó: “Es una falta de respeto a todos los compañeros, a los dirigentes, a la gente y a la institución sobre todo. Algunos compañeros lo sabían y a lo mejor no sintieron tanto lo de Cuffaro Russo pero si lo de los otros. Pero bueno, creo que uno no se tiene que detener en eso. Me decían que había que llamar a otro arquero. ¿Para qué? O te quedás o te vas, y cuando decidís quedarte sabés que tenés un montón de situaciones que te pueden ser provechosas y otras no, entonces tenés que asimilarlo y mirar hacia adelante y no pensar en los que se fueron y no están más si no en los que se quedaron  o los que vienen. “

También dejó sus sensaciones con respecto a la pérdida de la categoría: “La semana no la pasamos bien. Uno lo piensa ese día, al día siguiente. Pero después hay que pensar en lo que sigue. Yo, de mi parte, tengo que venir a enfrentar al plantel y hacerlo con la entereza, la firmeza y las ganas que uno le tiene que meter. Por supuesto que a nadie le gusta, es preferible lograr un ascenso, pero también creo que esto es producto de un montón de cosas. Por algo será. Si nos pusieron en este camino es para que venga algo mejor y no algo peor.” Aclaró.

Por último, contó que les dijo a los pibes en el vestuario: “A los muchachos les dije en el primer tiempo que estaban jugando muy bien, que a veces las dos cosas no van de la mano. Jugar bien e ir ganando. No van de la mano por un error, por esa primera jugada en la que llegaron y nos convirtieron. Pero tenemos que continuar desde el orden y el movimiento de la pelota, desde lo actitudinal, porque es muy bueno lo que estamos haciendo y no nos tenemos que caer. No siempre un equipo puede sostener el rendimiento de un tiempo al otro. Ellos demostraron  que pudieron y es bueno si trae aparejado la presencia y la aparición de los jóvenes” Finalizó

Por Ema Cenci