viguet vs depro ida

San Martín caía 2 a 0 por los goles de Araujo y Valente en la primera etapa y se complicaba de cara a la vuelta, pero un tanto del Gato Villaseca sobre el epílogo del encuentro reavivó la llama chacarera. El miércoles será el día para hacer historia.

Para jugar y ganar en una final, no hay que cometer errores. Esa es una de las leyes más viejas del deporte rey, y en la tarde la sufrió el León. Es que planteó bien el partido, resistió el vendaval en algunos momentos y lastimó cada vez que llegó. Pero tuvo una pifia y una desatención que le costaron caro.

Apenas comenzaba el partido cuando Enzo Suárez calculó mal el pique de la pelota, y Fernando Araujo venció la resistencia de Luis Bonacci. Ese tanto a los 4’ rompió todos los esquemas, y obligó a que San Martín cambie el ordenamiento táctico.

Además del gol, DEPRO creó varias situaciones en un partido de ida y vuelta, que tuvo al local como el equipo más peligroso. Héctor Echagüe, Lautaro Robles y Fernando Araujo manejaron los hilos de su escuadra y con su velocidad y buen trato de balón acorralaron al León.

Sin embargo y con el transcurrir de los instantes, San Martín comenzó a sentirse cómodo y también tuvo las suyas. Chiocarello no pudo darle dirección a un gran centro de Villaseca y el portero sacó dos grandes pelotas, a Viguet que tiró de volea y a Ponce que remató luego de un rebote en un córner. A pesar de eso, antes del final de la primera etapa, un centro que cruzó toda el área de la visita fue conectado por Valente, que estampó el 2-0.

fin primer tiempo

En el complemento Busciglio movió piezas, mandó a Stipech al campo y el trámite cambió. Ya había hecho ingresar a Conil, que reemplazó de gran manera al lesionado Ponce. El Albirrojo ganó en confianza y con criterio a la hora del tratamiento de la caprichosa comenzó a arrinconar a su rival. Villaseca tuvo una de cabeza, Viguet tuvo dos remates que se fueron desviados por poco y Bastianini también probó con peligro, mostrando que el milagro era posible.

Tanto va el cántaro a la fuente que al final se termina rompiendo, marca el dicho popular. Y este también se cumplió: A los 46 minutos, el Gato la tomó en tres cuartos de terreno, la acomodó y la clavó contra el palo izquierdo de Rougier desatando el delirio de los más de 500 Chacareros presentes en el estadio.

Queda claro que no deja de ser una derrota, pero pensando en que todavía quedan 90 minutos, el hecho de estar a un gol de distancia es algo que tranquiliza. El miércoles, ante su gente, San Martín tiene una cita con la historia.

equipo

DEPRO (2): 1- Jonathan Rougier; 4- Nahuel Valenzuela, 2- Oscar Perrón, 6- Iván Valente, 3- Maximiliano Villagrán; 10- Héctor Echagüe, 8- Diego Cumbeto, 5- Alejandro Rizzo, 7- Walter Bravo; 11- Lautaro Robles, 9- Fernando Araujo. DT: Hernán Orcellet.

San Martín (1): 1- Luis Bonacci; 8- Stéfano Ponce, 2- Enzo Suárez, 4- Alberto González, 3- Maximiliano Sandoval; 7- Alejandro Martínez, 5- Damian Bastianini, 6- Damián Cabrera, 10- Matías Viguet; 11- Javier Villaseca, 9- Federico Chiocarello. DT: Sergio Busciglio.

Banco de suplentes: 12- Octavio Blanchet, 13- Maximiliano Suárez, 14- Juan Ardetti, 15- José Estigarribia, 16- Martín Erramuspe, 17- Marcos Leyes, 18- Kevin Meyer ­/// 12- Mariano Rodríguez, 13- Matías Marín, 14- Rodrigo Stipech, 15- Leandro Conil, 16- Emmanuel Vargas, 17- Rodolfo Juárez, 18- Daniel Hernández.

Goles: PT: 4’ Fernando Araujo (D), 47’ Iván Valente (D). ST: 46’ Javier Villaseca (SM).

Cambios: PT: 44’ Conil x Ponce (SM). ST: 10’ Stipech x Martínez (SM), 31’ Vargas x Viguet (SM), 31’ Suárez x Valenzuela (D), 32’ Erramuspe x Echagüe (D), 37’ Estigarribia x Robles (D).

Terna arbitral: Gonzalo Ferrari, Walter Martínez, Silvio García (Rosario)

Amarillas: Cumbeto, Araujo, Robles / Suárez, Villaseca, Chiocarello.

Estadio: Delio Cardozo.

 

Por Ema Cenci. Fotos: Marta y Javier Escudero