Hace más de dos meses, El 24 de octubre del año pasado, San Martín comenzó con los trabajos de pretemporada de cara al reinicio del suspendido Torneo Regional Federal. La puesta a punto significó una de las más extensas y completas de los últimos tiempos, en cuanto a cantidad de sesiones de entrenamiento se refiere.

En un primer momento los directivos decidieron que los futbolistas y cuerpo técnico debían quedarse alojados en el Hotel Deportivo de la institución, lo que trajo beneficios y dolores de cabeza.

Lo más importante fue que Lucio Ramos aprovechó para sumar doble y hasta triple turno. El plantel utilizó a diario el gimnasio, la cancha auxiliar y el campo principal para desarrollar diversos trabajos físicos y futbolísticos. En poco tiempo, se logró superar ampliamente en cantidad de sesiones al resto de los clubes de la categoría y hasta a algunos de Federal A.  

También es digno de destacar que esta medida obligó a los jugadores, cuerpo técnico y empleados a compartir mucho más que en condiciones normales, lo que unificó al grupo y lo fortaleció desde lo humano. Dentro del bunker Albirrojo hubo tiempo para asados, festejos de cumpleaños y de año nuevo, picaditos de fútbol informal con los empleados que también están dentro de la burbuja y largas sesiones compartidas de TV en el hall del hotel.

Cumpleaños, fin de año y hasta habitaciones. En la burbuja todo fue motivo para compartir con los compañeros. Fotos: Redes sociales.

En cuanto a lo negativo no se puede dejar de soslayar que algunos inconvenientes, otrora solucionables y que corresponden a la vida personal de los deportistas, desencadenaron la salida de varios de ellos: Nicolás Cía, David Castañeda, Bruno Costella y Gonzalo Burgoa. Diferente fueron las bajas de Brian Bustos (bajo rendimiento) y Maximiliano Montiveros (decidió jugar en Huracán Las Heras). En total, San Martín sufrió 6 bajas.

Pasando a lo estrictamente deportivo, el León disputó seis amistosos, donde se pudo probar variantes y definir claramente la base del equipo titular. Godoy Cruz x2, Maipú, Huracán Las Heras, Rivadavia y el CEC fueron los bancos de prueba para este San Martín versión 2021. Allí, se pudo observar que la idea del entrenador es la de un equipo compacto, que se defienda bien y genere a partir de sus mediocampistas de buen pie.

En cuanto al armado del plantel, se sumaron 16 refuerzos (descartando los que llegaron y no jugarán el torneo). Los arqueros Brian Pérez, Pablo Bangardino y Emir Basabe; los defensores Lucas López, Dino Castagno, Alan González, Sebastián Cavallera, Ignacio Lucero y Luciano Peinado; los volantes Maximiliano Rodríguez, Mauro Vega y Jorge Velázquez; y los delanteros Juan Manuel Ferreyra, Jesús Vera, Kevin Meyer y Mauricio Temperini. Además, continúan del torneo anterior Carlos Ruiz, Laureano Rodríguez, Ezequiel Steffen, Jesús Sandoval, Leo Roggerone, Gustavo Atencio, Alejo Martínez y Julio Illanes.

Ya se vive la etapa final de los preparativos, y sólo faltan unas horas para el ansiado debut. Por fin después de 73 días la pelota volverá a rodar y con ella la ilusión del hincha.