El Chacarero padeció todo aquello de lo que se sospechaba y fue víctima de un robo histórico por parte de Juan Carlos Bazán y sus compañeros. Fue tanta la alevosía, que en 30 minutos la serie ya se había inclinado para Peñarol con dos goles ilegítimos. La bronca de los jugadores del León llegó a tal límite que el partido no pudo terminar. San Martín quedó eliminado. Dale play y desahogate con el siguiente podcast.