Los jugadores del León moviendose bajo la tutela de Marcelo Quiroga

Práctica en doble turno planteó Carlos Roldán para sus dirigidos, que se movieron bajo un intenso calor. El León se prepara de cara a lo que resta del campeonato.

Una pretemporada siempre es dura, más cuando se trabaja específicamente en lo físico. Si a eso le sumamos temperaturas cercanas a los 35 grados centígrados  las palabras dureza, sacrificio y sudor comienzan a ser moneda corriente.

Bajo este panorama se mueve el Chacarero, en busca del milagro de quedarse en la divisional. Hoy, los de Roldán entrenaron en doble turno, por la mañana en el estadio y en la tarde en el predio Panella.

Las dos prácticas estuvieron dedicadas a la parte física, como viene siendo esta primera semana de trabajo, con exigentes pruebas sometidas por Marcelo Quiroga, preparador físico, y poca presencia de la pelota.

A las prácticas se sumaron Enzo Heredia y Franco Negri (además de los ya promovidos Sarmiento, Fernández, Videla y Salafia). El primero, promovido de las inferiores para que trabaje junto al plantel profesional y el segundo entrenando de manera pasajera en su vuelta desde las inferiores de San Lorenzo de Almagro. Habrá que esperar para saber si el jugador volverá al Azulgrana o si se quedará en su lugar de nacimiento para jugar en el Albirrojo.

El sábado a las 9 horas y en el estadio de San Martín, el Chacarero se medirá en un amistoso con el club La Amistad, que se prepara para afrontar el TDI. Será la primera vez que Roldán pare un equipo en este 2014.