entrenamiento

Cada vez falta menos para el inicio. Apenas un puñado de horas para que la pelota comience a rodar y la ilusión tenga rienda suelta en cada fanático de San Martín. La pretemporada ya es historia, y el plantel comenzó a cerrar la semana de fuertes entrenamientos con la práctica de fútbol.

El cuerpo técnico ya está pensando en Rodeo, durísimo rival que tocó en el inicio del Federal B, y en la mañana de este viernes hubo parado de equipo y una práctica formal con la caprichosa como protagonista.

Mazzola tiene varios dolores de cabeza de cara a la confirmación de los once que saltarán a defender la camiseta del más grande de la provincia. Por un lado, el trásnfer internacional de Marcos Argüello todavía no llega y es complicado que quede habilitado antes del domingo. Mariano Rodríguez será el arquero, casi con seguridad.

En la defensa, Emmanuel Urquiza continúa con la recuperación de una dolencia en la espalda y hoy practicó a la par del grupo, tratando de demostrar que está en condiciones de jugar. En la mitad de campo, Damián Cabrera será baja por una fecha de suspensión que adeuda del último partido de la temporada anterior y en su lugar estará Matías Orozco.

El último de los problemas que tiene el DT cordobés es un poco más lindo. Entre Martín Alaniz y Gonzalo Carmona, está el acompañante de Villaseca en la delantera. El nivel mostrado por ambos mantiene la carrera bien pareja.

En la práctica de esta jornada, Carlos Mazzola probó con: Mariano Rodríguez; Maximiliano Sandoval, Mauricio Ocaño, Mauricio Aquino, Brian Resch; Federico Illanes, Matías Orozco, Joaquín Orozco; Ricardo Ávila; Javier Villaseca y Martín Alaniz (Carmona ingresó en su lugar en el segundo tiempo).

Recién este sábado, en la práctica de pelota parada, el entrenador le confirmaría el equipo a sus dirigidos. Hasta ese momento, tendrá que tomar varias decisiones.

Por Ema Cenci. Foto: Jorge Ruiz