vs murialdo 2

Esta noche el Atlético San Martín jugará el primer partido de la reválida que determinará en que categoría estará en el próximo torneo. Los de Garcés, enfrentan a la Muni de Capital en Anzorena.

Hoy arranca la etapa decisiva del Básquet de nuestra provincia, en la que se decidirá el futuro de algunos equipos de la A-1 y otros de la A-2. Y ahí está nuevamente San Martín, aferrado a la esperanza de poder pegar el salto de categoría y así poder coronar el crecimiento con un ascenso.

Está claro que en esta serie al mejor de tres encuentros enfrente se parará un rival muy duro y que viene de jugar la A-1, por lo que tiene un roce distinto y más experiencia. Por el lado del Chacarero, cabe destacar que comenzó con un plantel plagado de jugadores experimentados pero con el paso del tiempo todo fue mutando hasta terminar con este equipo, lleno de chicos de la casa que como siempre le pusieron el pecho a la situación y dejaron bien parado al club.

A San Martín se le viene negando la chance: Bajo la tutela de Francisco Cabañez, hace unos años se comenzó a dar que hablar. Un plantel muy joven y con mucho para aprender de a pequeños pasos se fue metiendo entre los principales puestos y terminó jugando una segunda ronda de playoffs, quedando afuera por un doble en el final vs Huracán de San Rafael. Llegó Sebastián Bruno, con el que también se jugó por el ascenso luego de dar el batacazo en la fase regular. Esa vez no se pudo con Argentino. Sergio Peralta tomaría la batuta, y bajo su comando el Chacarero dio el zarpazo y pegó el gran salto. Con un alto porcentaje de victorias en casa, y una serie final apasionante con Guillermo Cano, el León aseguró el ascenso. En el siguiente certamen, luego de la reestructuración y la obligada vuelta a A-2, hubo clasificación a playoffs y derrota con el potente Anzorena. Finalmente, en el torneo anterior se volvió a clasificar y se llegó a forzar el tercer encuentro de la reválida con Capital, que terminó venciendo ajustadamente.

Los datos son fríos y hablan por sí solos. Dar pelea siempre y quedar arriba en la tabla en cada torneo, es el producto de un trabajo serio y a largo plazo que se está realizando de gran manera.

Es difícil pero no imposible. Estos jugadores han demostrado estar a la altura de las circunstancias, dejando todo dentro del campo. ¡Vamos muchachos, un pasito más!

Por Ema Cenci. Foto: Archivo